Plan de Sucesión, defendiendo el futuro de la empresa.

Un plan de sucesión tiene como propósito preparar al talento ideal para ocupar puestos esenciales dentro de una organización para garantizar su permanencia, desarrollo y evolución.

Plan de sucesión es un proceso integral de gestión ejecutiva que se define como:

“Un esfuerzo deliberado y sistemático de la organización para asegurar la continuación de liderazgo en posiciones clave, para retener y desarrollar el capital humano en el futuro e impulsar el crecimiento de su personal en forma proactiva y permanente.”

 

Este importante proceso es a través del cual una empresa identifica y prepara la sucesión de un elemento clave que se retira o sale de la compañía y debe ser sustituido por otro que pueda llevar a cabo sus funciones, evitando así complicaciones dentro de las operaciones de la empresa.

La falta de un plan de sucesión dentro de la empresa implica riesgos evidentes para el negocio, específicamente en aquellos casos donde este cambio se da de forma repentina o acelerada.  De acuerdo a un estudio realizado por PwC entre un grupo de 2,500 empresas de gran escala a nivel global, el año 2018 alcanzo una cifra record del 17.5% de salidas de CEOs de dichas empresas; mientras que CNN reporta que el 2019 una cantidad de 1,640 CEOs dejaron sus puestos en empresas privadas y públicas en los Estados Unidos de America, igualmente alcanzando su máximo histórico.

Este escenario se ha vuelto cada vez más recurrente en todas las empresas y constantemente escuchamos en las noticias la salida de algun miembro importante del staff ejecutivo de grandes empresas, ya sea porque se retiran, cambian a otro trabajo o salen por algún escándalor de mala conducta profesional.

La sucesión en la empresa es un tema muy importante que debe ser atendido y planeado para que ocurra de manera natural y gradual  y no como una acción reactiva de solución a un problema; debido a su impacto en el gobierno corporativo y en la continuidad de las estrategias de crecimiento de la empreasa.

Los planes de sucesión se vuelven un proceso que requiere planeación, visión, diseño y desarrollo para lograr su exitosa implementación facilitando la transición de los cargos y responsabilidades del puesto al tiempo que se desarrolla el talento humano de manera estratégica.

 

Un plan de sucesión por competencias contempla 5 elementos clave:

  1. ¿A dónde va la Organización?
  2. ¿Qué se necesita para llegar?
  3. ¿A quiénes tenemos?
  4. ¿Cómo los tenemos?
  5. ¿Qué acciones se requieren?

Entre los beneficios que se desprenden del Plan de Sucesión se encuentran:

  1. Fortalecimiento de la banca de líderes
  2. Plan de desarrollo de talento clave para lograr los objetivos de la empresa.
  3. Ahorro de costos y tiempo invertido en el reclutamiento de puestos clave.
  4. Reduce la fuga de talento para aprovechar al máximo los recursos.
  5. Fortalece el enagegement y permite a los empleados alcanzar sus aspiraciones laborales motivándolos mediante un plan de carrera.
  6. Refleja a una organización sólida y bien estructurada ante accionistas y el mercado
  7. Garantiza la continuidad de las estrategias de la empresa a futuro. 

Sin importar el giro en el que se encuentre la empresa, pensar en el relevo de talento es una tarea necesaria y una decisión que no debe de ser obviada por parte de la organización, sino se estaría poniendo en riesgo el desempeño y crecimiento de la empresa. 

La solución es sencilla, solo hay que dar el primer paso: crear un plan de sucesión.

En cdg contamos con la experiencia y las herramientas para apoyarte en el desarrollo de un plan de sucesión éxitoso identificando a las personas con las competencias requeridas y definiendo las acciones necesarias que aseguren una transición adecuada. > Planes de Sucesión y Carrera