¿Cómo evitar la fuga de talentos en tu empresa?

     La fuga de talento tiene su origen en la mala gestión de los Recursos Humanos realizada desde la dirección de las organizaciones. La falta de entendimiento provoca el abandono de miles de puestos de trabajo al año.

Los motivos de la fuga de talento, en ocasiones, son ignorados por los propios gerentes, quienes utilizan metodologías de liderazgo propias de tiempos pasados con el propósito de imitar los éxitos de sus antecesores. Sin embargo, es preciso comprender que el mundo ha evolucionado y los viejos modelos son ahora historia para las nuevas generaciones, que apuntan hacia formas de gestión circulares, basadas en la comunicación interna y en el fomento del bienestar laboral. Ignorar la adaptación a los nuevos modelos de gestión del capital humano  puede desembocar en un grave problema, que no solo repercute en el futuro de la empresa, sino que a gran escala, supondría una amenaza contra la economía global. Las viejas formas de liderazgo están caducas y deben dar paso a las nuevas generaciones basadas en la comunicación y en el entendimiento mutuo entre líder y trabajador. Los Millenials, nacidos entre 1981 y 1995, son la generación que abre la puerta al cambio, se encuentra en continua evolución para mejorar, adaptarse a nuevas formas de gestión y dar paso a la generación eminentemente digital, la generación Z.

En la actualidad, la motivación laboral, el hecho de alcanzar un buen clima de trabajo y la conciliación familiar, son los aspectos clave para conseguir que los trabajadores se impliquen en la cultura empresarial y se vuelquen en sus labores. La filosofía de trabajo del siglo XXI tiene su esencia en la felicidad laboral de los empleados. Porque un trabajador feliz, es un trabajador productivo. Si quieres retener al mejor talento, a los mejores y no sólo por cierto tiempo, considera los siguiente cinco elementos:

  1. Flexibilidad laboral

Tienes que ofrecerles una flexibilidad que les permita compaginar su vida laboral con su vida personal. Cada vez son más las empresas que establecen este modo de trabajo, por lo que si tú empresa se queda atrás, corre el riesgo de que busquen otra en la que les ofrezcan mejores condiciones. Es muy importante para un trabajador sentirse cómodo en su empresa.

  1. Reconocimiento a su trabajo

No es suficiente con una palmada en la espalda cuando uno de los grandes talentos de tu empresa saca adelante un importante proyecto. Debes reconocerlo realmente con tu respeto, con bonificaciones, con posibilidades de promoción…

  1. Incentivos

Todos los trabajadores necesitan incentivos que les hagan sentir más a gusto en sus lugares de trabajo: una cultura empresarial adecuada; actividades complementarias, otras que fomenten la cohesión entre los empleados. Es importante que se sientan dentro del grupo que forma tu empresa. Esa sensación de pertenencia a una “gran familia” es muy importante.

  1. Promoción y crecimiento

Debes darles la oportunidad de crecer y evolucionar como profesionales porque si no lo haces puede ser uno de los principales motivos de su marcha. Todos necesitamos sentir como vamos creciendo y adquiriendo nuevas responsabilidades. Necesitamos ver que se nos valora en todos los sentidos. Crecer profesionalmente significa crecer personalmente y el crecimiento personal es algo que buscamos todos los seres humanos.

  1. Liderazgo positivo

Los mejores talentos de tu empresa necesitan tener un liderazgo a la altura de sus necesidades. No puede coordinarlos una persona que no domine el área o alguien sin competencias de líder. Si no se sienten dirigidos como deberían se irán. Evaluar integralmente las áreas de tu empresa te ayudará a detectar liderazgo ineficiente que provoque la fuga de talento clave.

Matesanz Vanesa, 17. Forbes
Yebra Irene, 18. Superrhheroes